T.F.E.

Tirar del Freno de Emergencia
(Pull Emergency Break)

No leas esto si no estás dispuesto a anteponer tu bienestar material, frente al futuro de las nuevas generaciones.

Esta sociedad es un tren a toda velocidad (y acelerando) hacia el precipicio, y la única salida viable es tirar cuanto antes del freno de emergencia.

Vivimos secuestrados por una economía global que, al necesitar crecer indefinidamente para mantenerse, está consumiendo todos y cada uno de los recursos que la vida necesita para continuar.

Le hemos dado mil vueltas, que si desarrollo sostenible, que si capitalismo verde, el New Green Deal que llega tarde, las Cumbres Mundiales del Clima, el Acuerdo de París, los mercados de carbono, etc…, y en vez de solucionar los problemas, cada vez se enciende una nueva luz roja de los indicadores necesarios para la vida.

Ya estamos sufriendo los efectos de traspasar los límites naturales, y algunos efectos ya son irreversibles como la desestabilización del clima o la desaparición de centenares de miles de especies. Y cuanto más tiempo sigamos en esta trayectoria, peores serán los escenarios que deberemos afrontar. La única solución es Tirar del Freno de Emergencia cuanto antes.

Tirar del Freno de Emergencia significa parar en seco esta sociedad, soportar el aturdimiento, la depresión y el caos inicial, para reorganizarse y reconstruir una sociedad que se mantenga dentro de los límites de la naturaleza.

Para que esto sea posible debe nacer y ejecutarse desde la propia ciudadanía, nunca impuesto desde una élite. Donde un porcentaje amplio de la sociedad y por medio de la democracia, acceda al poder y por lo tanto al freno de emergencia.

Una vez accionado y parada en seco la economía, el Estado debe eliminar todos los gastos (incluido el pago de la deuda pública), que no vayan encaminados a satisfacer las necesidades básicas de su población, es decir alimentación, salud, educación y servicios como electricidad, agua y seguramente seguridad.

Por otro lado la ciudadanía de ese estado, una vez liberada de sus deudas financieras pero dividida entre los que han elegido voluntariamente la nueva situación de austeridad, y los que no aceptan la crisis económica, el gran desempleo inicial y la escasez de bienes y servicios superfluos, tendrán que reorganizarse para ayudar en la tarea común de proveer las necesidades básicas del conjunto de la población.

¿Qué porcentaje de la economía mundial debe salirse del sistema, para que este caiga en su conjunto como un castillo de naipes?
Es decir, ¿cuántos Estados y de qué tamaño tendrían que Tirar del Freno de Emergencia para tumbar el sistema económico global?

Somos conocederos de que hoy por hoy esto es imposible, pero tal vez dentro de una década o dos, cuando una gran parte de la sociedad como la europea, sea consciente de que no queda otra salida, tal vez decida Tirar del Freno de Emergencia y dar alguna oportunidad de supervivencia a las generaciones futuras.

¿Nos ayudas a profundizar en esta idea de ecología política?
Si es así, suscríbete a Colapso.org y te mantendremos informado.